Beneficios de la crioterapia

Tratamiento de lesiones con crioterapiaQué es la crioterapia

La terapia con frío o crioterapia es una modalidad terapéutica común y útil, a menudo utilizado por fisioterapeutas y masajistas deportivos en el tratamiento de una amplia gama de lesiones y como tratamiento contra el dolor. Es fácil de aplicar y si se tienen en cuenta las precauciones y contraindicaciones, es muy seguro, y los pacientes pueden ser instruido para que ellos mismos puedan aplicarse de forma independiente.

La crioterapia es comúnmente utilizada en el ámbito del deporte y el tratamiento de lesiones agudas. El frío puede aplicarse de varias maneras, incluyendo bolsas de hielo, hielo picado, cubos de hielo o dispositivos de agua fría, entre otros métodos.

Principales efectos

Los principales efectos biológicos en el cuerpo son:

  • Reducción metabólica local.
  • Reducción de sangrado del tejido.
  • Reducción del dolor, debido al efecto sedante de frío en la transmisión de los nervios.
  • Aumento en la circulación local, una vez que la fase de constricción ha pasado.
  • Reducción de la inflamación y del edema del tejido.

La terapia con frío también reduce los espasmos en los músculos, como un efecto secundario de la reducción del dolor por su aplicación.

Hay muchos efectos en el tejido que son promovidas por la aplicación de la crioterapia y éstos incluyen la reducción, después de la lesión de hinchazón y edema, una reducción relacionada con el tiempo en la espasticidad, una vez que el frío se ha aplicado durante varias sesiones, un aumento en la circulación local, disminución de la inflamación aguda que sigue a los daños en los tejidos, y la inhibición del dolor.

La contracción muscular se puede facilitar por un profesional usando terapia de frío y esto se puede utilizar para mejorar la contracción muscular para aumentar los rangos de movimiento articular después de la lesión.

El daño a los tejidos de una lesión en un área aumenta el suministro de sangre a nivel local, aumenta la temperatura y sufre de un edema. En esta primera etapa las respuestas a la terapia son:

  • Reducir la inflamación.
  • Alivia el dolor.
  • Previene la inflamación.
  • Disminuye la tasa metabólica de los tejidos lesionados, para fomentar su curación.

Es importante conseguir que el frío sobre la parte lesionada este lo más cerca de la zona como sea posible, con la compresión, si la gravedad de la lesión lo permite. La compresión se ha demostrado ser eficaz y  tan importante como el frío.

Precauciones a tener en cuenta

Al igual que con otras terapias, hay riesgos involucrados en la aplicación de frío sobre la piel, y estos deben ser entendidos antes de utilizar esta terapia. Los profesionales conocen las contraindicaciones para la crioterapia y evaluar el área , la piel intacta y la textura normal de la piel y su color.

Aplicamos aceite en la piel puede proteger contra la cantidad de refrigeración y reducir los riesgos en la piel. Se utiliza normalmente una bolsa con hielo, también podemos usar hielo triturado ( se coloca en una bolsa de toallas), que luego se coloca cómodamente alrededor de la parte del cuerpo. La toalla debe estar húmeda o el enfriamiento será limitado, o los huecos de aire entre la bolsa de hielo y la piel reducirá el efecto.

Los pacientes a menudo utilizan paquetes de guisantes congelados como aplicaciones de frío reutilizables, pueden ser muy útiles, pero hay un posible peligro. Los guisantes del congelador salen a -18 grados centígrados aproximadamente, y esto puede ser perjudicial para la piel, sobretodo si se pone directamente sobre ella. A los pacientes se les aconseja siempre poner un paño de cocina húmedo o un paño húmedo entre la piel y el paquete de congelados, con el fin de reducir la probabilidad de congelación local, una forma de daño en la piel inducido por frío.

Aplicación de la crioterapia

El frío puede ser aplicado durante un espacio de tiempo que varía de cinco a veinte minutos, aunque es aconsejable comprobar tras de cinco o diez minutos de aplicación,  para asegurarse de que no hay una reacción de la piel en exceso, tales como el desarrollo de manchas blancas, que puede indicar un exceso de enfriamiento de la piel.

El dolor después de una intervención quirúrgica o lesiones agudas son buenos motivos para la crioterapia, en los dos primeros días, para controlar la inflamación y el dolor. Las áreas de sensibilidad de la piel deben evitarse, ya que pueden reaccionar de manera anormal y otras contraindicaciones son la insuficiencia arterial, alergia al frío, Síndrome de Reynaud e isquemia de miembros inferiores.

Los profesionales utilizan diversas técnicas que incluyen bolsas de hielo, inmersión en agua, baños de contraste, spray y estiramiento y masaje con hielo.

Nuestra especialidad

La especialidad en Simah es el masaje con hielo combinado con quiromasaje, debido a su alta tasa de resultados positivos y satisfacción de nuestros clientes.

Para más información o pedir cita, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario o nuestro número de teléfono 930.179.184

Deja un comentario